Origen de la hipnosis

Los orígenes de la hipnosis son realmente difusos. Tanto así que no podría atribuirse su descubrimiento o planteo a una persona, o incluso cultura en particular. Pero se data del año 2600 A.C., en China, como su referencia por escrito más antigua.

Esta se practicaba primitivamente en ceremonias religiosas y nativas. Egipto, Babilonia, Grecia, Persia, Gran Bretaña, Escandinavia, América, África, India y China.

Hipnoterapia

El término “hipnosis” deriva de la palabra griega hypnos, que significa sueño.

Esta se aprobó como procedimiento médico, a mediados del siglo XX, principalmente en UK y USA.

¿Qué es la hipnosis/hipnoterapia?

La Hipnosis o Hipnoterapia es un método guiado de relajación y concentración intensa, que centra la atención del paciente para conseguir un estado de trance.

El estado de trance, es el estado en el que el cerebro relaja su parte racional o consciente, lo que nos ayuda a abordar el subconsciente.

¿Cómo funciona?

El proceso de hipnoterapia puede dividirse en 3 fases.

Presugestión. Se alcanza un estado alterado de conciencia en el que la mente consciente se relaja, la mente inconsciente es más accesible y el paciente es susceptible a la sugestión.

Sugestión. se presentan objetivos o impresiones específicas, preguntas que pueden hacerse del sujeto o recuerdos que pueden explorarse.

Postsugestión. Ocurre después del regreso al estado normal de conciencia y pueden practicarse nuevos comportamientos en base a las sugestiones hipnóticas.

¿Para qué se utiliza la Hipnoterapia?

La hipnoterapia se puede aplicar a muchos trastornos psicológicos, emocionales y físicos. Se utiliza para aliviar el dolor crónico, el dolor agudo repetitivo, el dolor de los problemas psicosomáticos y para reducir la necesidad de analgésicos.

Ha mostrado ser efectiva para el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo (Ej. depresión) y para los distintos trastornos de ansiedad.

La hipnoterapia está especialmente indicada para reducir el estrés y superar las adicciones como el tabaquismo y el alcoholismo, los trastornos del sueño, los problemas sexuales y los trastornos de alimentación (anorexia y bulimia).

Conclusión

Desde DBS, te invitamos a que dejes de lado la idea televisiva y cinéfila de la hipnosis. Este método, tan ridiculizado por los medios e impostores, da más resultado del que mucha gente espera.